Fondo

Otoño en Facinas

María José, una de nuestra residentes, nos ha escrito y dedicado esta bonita poesía.

 

Montañas casi despobladas,

Por la pertinaz sequía

Y pajarillos sin nido,

Donde refugiar a sus crías

La sonrisa es ya difícil

Cuando te cubres de arrugas

Pero aún puedes cantar

Con palabras y poesías.

En las manos que tiemblan

Aunque no sean las mías

Yo regalo las labores

O escribo mis poesías,

Por dar mí cariño fértil

Doy pasos por esta vida

Y escribiendo me refugio

En lo mejor que sentía.

                     María José Cabrera

 

 

 

Compartir en FB

Comentarios